Cómo cuidar el cabello de los niños en verano | Blog de SKINLOVE ®
¡Oh Joy!
El blog de skinlove
Volver al índice del blog¡Oh Joy!

Cómo cuidar el cabello de los niños en verano

Todo el día bajo el sol y en remojo. Así es el verano ideal de los niños, ¿no?

Pero el sol, el cloro de las piscinas, la sal del mar y el sudor excesivo castigan de forma excepcional su cabello y el resultado es que, después del verano, el pelo puede verse dañado.


Aquí vienen algunos consejos para evitar que el pelo sufra esta temporada: 


1. Para combatir los efectos del cloro, que puede debilitar el cabello delicado, es necesario mojar el cabello de los niños antes de meterse en el agua. Usar la ducha antes de entrar en la piscina es imprescindible ya que el cabello mojado no absorberá tanta cantidad de cloro en el agua. 


2. Al salir del agua es importante lavar y enjuagar el cabello de los niños para retirar todos los restos de cloro, productos químicos y suciedad que puedan existir en la piscina. El Champú&Gel Nutritivo con Quinoa es ideal dada su composición natural y formulado para las pieles y cabellos más sensibles a base de Oleoleche de Almendras dulces, Aloe vera y Quinoa. 


3. El uso del acondicionador es necesario para crear una barrera protectora en el cabello que reduzca al mínimo los efectos del cloro y los agentes externos. Una buena idea es aplicarlo en las puntas del cabello de tus hijos antes de que vayan a darse un chapuzón! 

Nuestro Acondicionador Sin Aclarado es perfecto para facilitar el peinado, hidratar y suavizar el cabello antes y tras el baño. Además, previene la rotura y sequedad del cabello que causan el encrespamiento.


Por otro lado, nuestro Acondicionador Hidratante con Quinoa, que sí necesita aclarado, refuerza y repara la rotura y sequedad del cabello, lo hidrata y lo protege de agresiones externas a la vez que reduce su fragilidad. Estos consejos cuidarán del cuero cabelludo de tus hijos y evitarán que se reseque tanto por efecto del cloro y la sal.


4.  Si el cabello es largo mejor recogerlo dado que limitaremos la cantidad de cabello expuesto a los agentes externos.


5. Desenredar bien el cabello tras salir del agua es esencial y también después de lavarlo con el champú y utilizar el acondicionador. Lo mejor tras desenredarlo bien es también que dejemos secar el cabello al aire libre.


6. Finalmente, un buen sombrero o gorra nos protege de los rayos solares y previene que el cabello se reseque e incluso se rompa.  Deja que tus hijos escojan el que más les guste y les proteja a la vez…

 

…¡¡y a disfrutar!!


Nuevo comentario