Mamá naturaleza te lo da... | Blog de SKINLOVE ®
¡Oh Joy!
El blog de skinlove
Volver al índice del blog¡Oh Joy!

Mamá naturaleza te lo da...

Así, tal cual, como le cantaba Baloo a Mowgli en el Libro de la Selva: busca lo más vital y…mamá naturaleza te lo da.

Nuestra vida urbana hace que, demasiadas veces, añoremos ese contacto con la naturaleza. Y nos es simple capricho.

Un buen paseo por el parque, una escapada a la montaña o caminar por la orilla de una playa pueden ser algo más que una manera de desconectar de la rutina diaria.


Muchos estudios demuestran que el contacto con la naturaleza influye en el estado de ánimo. Uno de ellos, realizado en la Universidad de Illinois, en Estados Unidos, corrobora el hecho de que un simple paseo por el parque puede ser algo más que una manera de pasar la tarde: es un componente esencial que demuestra que naturaleza y salud van de la mano.

Esta universidad estudió durante una década el efecto de los espacios verdes y los beneficios de las plantas en los seres humanos y entre sus conclusiones se destacan que en las zonas donde hay más espacios verdes la gente es más generosa y social, así como el mayor contacto con la naturaleza predispone a un mayor rendimiento en los estudios y un mejor funcionamiento cognitivo.


¿Cuáles son los aspectos que pueden mejorar al estar en contacto con un entorno natural?

Reducción del estrés y de las preocupaciones

Las bondades de la naturaleza son tales que pueden reducir el nivel de ansiedad, irritabilidad y estrés.

Control de la agresividad

Las personas que viven en entornos verdes muestran un comportamiento menos agresivo que los que residen en la ciudad, según un estudio realizado por la universidad de Illinois.

Sensación de alegría

Si alguna vez te has sentido más alegre al caminar por la orilla de una playa o después de un día de excursión por la montaña, no te extrañes, porque se ha comprobado que la generosidad y la amabilidad se ven afectadas positivamente tras estar en contacto con la naturaleza.

Mejora de la concentración

Un estudio de la Universidad de Michigan ha demostrado que, tras interactuar con la naturaleza, la capacidad de concentración puede aumentar hasta un 20%, con resultados similares a los de la meditación.


Una escapada a la naturaleza es literalmente necesaria para nuestro organismo y, cuanto más en contacto estemos con ella, mejor.

Pero, para los que habitamos en grandes ciudades, no hace falta irse lejos para rodearnos de naturaleza. Unos consejos asequibles para todo el mundo son poner plantas en la oficina y en casa, salir de trabajar e ir a caminar por un parque, jardín o algún sitio con vegetación, o simplemente salir a respirar aire puro y disfrutar del sol o de la lluvia.

Mirar el cielo, observar las nubes o la luna sin pensar en nada más puede ser una fantástica válvula de escape que nos recargará de energía. Y si tu ciudad tiene río o mar acostúmbrate a dar un paseo por su orilla.

Y deja que la naturaleza te dé lo que necesitas.


Nuevo comentario