Parabenos, ¿para qué? | Blog de SKINLOVE ®
¡Oh Joy!
El blog de skinlove
Volver al índice del blog¡Oh Joy!

Parabenos, ¿para qué?

Qué son y alternativas naturales

Cuando miramos productos de higiene personal y cosmética, es habitual encontrarnos con conceptos como “paraben free” o “sin parabenos”.

Es un tema que nos crea inquietud, y más si hablamos de productos para nuestros hijos.

Pero, ¿sabemos realmente qué son los parabenos y cuáles son las posibles alternativas?

¿Qué son?

Son sustancias orgánicas que se pueden encontrar en algunas frutas y verduras (los parabenos orgánicos se metabolizan correctamente al ser ingeridos).

El 90% de los parabenos que se utilizan son sintéticos, es decir, han sido sintetizados artificialmente y no tienen un origen orgánico, lo que optimiza su coste.

¿Para qué se usan?

Se usan como conservantes para evitar la proliferación microbiana en los productos.

Son un grupo de ingredientes muy comunes que se encuentran en los cosméticos, – ¡en casi el 70% de ellos! –, aditivos alimentarios y medicamentos. Son muy eficaces, por eso se utilizan tanto.

Se pueden detectar fácilmente en la lista de ingredientes de modo que es suficiente con buscar el sufijo -PARABEN. Entre los parabenos más comunes se encuentran el metilparaben, etilparaben, propilparaben, butilparaben, isopropilparaben e isobutilparaben. Lo más usual es encontrar diferentes parabenos en la lista de ingredientes dado que se usan en combinación para aumentar su eficacia.

Los parabenos son sustancias aprobadas por las autoridades sanitarias europeas y están catalogados como productos seguros, ya que nuestro organismo es capaz de absorber y metabolizar esta sustancia y eliminarla de forma rápida.

¿Por qué hay alerta?

En 2004 saltó la alarma porque en un estudio de Dr Philippa Darbre, especialista en biología celular de la Universidad de Reading (Reino Unido), se detectó que en el 90% de muestras de pacientes con cáncer de mama se encontraron trazas de parabenos. Los parabenos tienen propiedades que imitan la acción de los estrógenos femeninos, y esto podría contribuir al desarrollo de tumores cancerígenos.

Actualmente están permitidos los parabenos de cadena corta (metil- y etil- parabeno) y en cantidades reducidas de un 0,4% como máximo en producto final.

Los parabenos de cadena más larga (propil- y butilparabeno) solo se pueden utilizar en un 0,14% (solos o mezclados) y ya se han prohibido en productos cosméticos destinados a niños menores de 3 años .

El resto de parabenos la UE los prohibió en 2014 al no haber suficiente información sobre sus riesgos y seguridad (isopropyl-, isobutyl-, phenyl-, benzyl- y pentylparaben).

¿Qué alternativas hay?

Por suerte, existen alternativas naturales como conservantes alimentarios, ácidos orgánicos, sales, aceites esenciales, moléculas de origen vegetal, alcoholes de origen natural… utilizados de forma individual o combinados. Estos últimos son los conservantes que usamos en Skinlove. En nuestros productos no encontrarás nunca ningún tipo de parabeno ni conservante sintético cuestionado.


Nuevo comentario