¿Todo lo natural es bueno? | Blog de SKINLOVE ®
¡Oh Joy!
El blog de skinlove
Volver al índice del blog¡Oh Joy!

¿Todo lo natural es bueno?

Tenemos tendencia a pensar en extremos. Cuando algo es bueno su contrario es malo o viceversa cuando en realidad la clave está en el equilibrio. En cosmética no podría ser diferente:  ni todo lo natural es bueno ni todo lo sintético es malo.

Veamos algunos ejemplos:

En la naturaleza se encuentran sustancias que no son buenas para el cuidado de la piel y que pueden causar alergias o intolerancias.  Un ejemplo son los derivados del petróleo, por ejemplo las parafinas o siliconas. Son productos de origen natural, pero en nuestra piel pueden generar reacciones de intolerancia u otros problemas cutáneos. Se usan para mejorar las propiedades sensoriales del producto, es decir, que la textura sea agradable, que se extienda bien y para que la piel y el cabello queden suaves… pero ojo, también pueden bloquear las funciones cutáneas tapando los poros y alterando la respiración celular.   

Por el contrario, hay ingredientes sintéticos, que se consiguen gracias a la tecnología e investigación, que tienen mejores propiedades que algunos ingredientes naturales. Un ejemplo son las vitaminas, que, extraídas naturalmente, son muy inestables mientras que desarrolladas en el laboratorio de forma sintética, resultan más puras y estables, con lo que son más fiables para garantizar el resultado esperado por ejemplo de una crema facial. Otro ejemplo son algunos conservantes, que han demostrado una eficacia superior a muchos de los naturales y que garantizan una mayor seguridad del producto. ¿El motivo?  En el laboratorio la síntesis permite obtener sustancias puras y por tanto altamente eficaces, al contrario que en la naturaleza, donde podemos encontrar la misma sustancia pero en combinación con otras moléculas, lo que imposibilita su extracción completa y le reduce la eficacia respecto a una sintética. 

Otros ingredientes sintéticos sustituyen a ingredientes naturales cuya sobre explotación ponen en peligro el medio ambiente. Los recursos naturales son limitados: en ningún caso queremos que por cuidar nuestra piel, pongamos en peligro el medioambiente. En Skinlove usamos materias primas y apostamos por ingredientes que proceden de áreas controladas y de producción local en áreas de desarrollo, y que ello no ponga en peligro ni amenace la naturaleza. El aguacate, la semilla de albaricoque, la rosa mosqueta, el aloe vera… controlamos la procedencia de los ingredientes para garantizar la protección de estos recursos naturales.

En Skinlove priorizamos lo natural, y dejamos un pequeño margen para ingredientes que en cada producto nos ayudan a, o bien incrementar la eficacia, o asegurar la estabilidad o la conservación del producto.  

Como podéis comprobar…¡en el equilibrio está la clave!  Si quieres más información, consulta 
www.skinlove.com/nuestra-naturalidad

Nuevo comentario