Nuestra naturalidad | Skinlove

Nuestra Naturalidad

Desde siempre, tuvimos claro que queríamos formular con ingredientes naturales. La intuición así nos lo decía, y con el tiempo lo hemos confirmado. Cuidarse con producto natural tiene grandes ventajas:
95% Natural - Sí o sí
En Skinlove nos hemos marcado un reto: que todos nuestros productos incluyan como mínimo un 95% de ingredientes naturales. Un reto excitante y muuuuuy interesante y, sí, ¡lo hemos conseguido!

Sin aditivos, ni parabenos, ni sulfatos, ni ftalatos. Sin todos aquellos ingredientes que son tan complicados de pronunciar como cuestionados y/o nocivos para la salud.

Además, así somos más respetuosos con el medio ambiente. Y no sólo lo somos nosotros al producirlos... También lo eres tú al utilizarlos.
Así que genial porque, entre todos, sumamos por un mundo más limpio ;)
¿Por qué priorizamos la naturalidad?
Con un 95% de ingredientes naturales conseguimos:
Mayor afinidad con la piel, ya que existe un mimetismo entre la composición de los principios activos naturales y nuestra piel.
Trabajar con fórmulas simplificadas, más puras y cualitativas, que contengan únicamente “lo esencial”…
Reducir los riesgos de alergias e intolerancias.
Evitar la entrada de sustancias nocivas en nuestro organismo.
Fortalecer y mejorar las funciones dérmicas de forma natural y favorecer la regeneración natural de la epidermis.
Fomentar el desarrollo sostenible y el respeto consciente al medio ambiente, al seguir una ética ecológica en los procesos de desarrollo y en el uso de materiales y envases reciclables.
En Skinlove te proponemos una alternativa más saludable para cuidar tu piel, sin ingredientes potencialmente dañinos.
Porque somos lo que comemos y, también, “comemos” a través de nuestra piel.
¿Y el 5% restante?
Después de contarte que nuestros productos incluyen como mínimo un 95% de ingredientes naturales, debemos explicarte qué pasa con el 5% restante.

¿Por qué renunciamos abiertamente a que nuestros productos sean 100% naturales? Porque hay ingredientes sintéticos que tienen una eficacia y seguridad superior a cualquier opción natural y, por el momento, no tienen un igual. Así que en estos casos decidimos utilizarlos, siempre y cuando sean innocuos. Lo hacemos siempre en porcentajes muy reducidos y con ingredientes autorizados por la reglamentación europea, que no estén incluidos en nuestra larga lista de “ingredientes cuestionados”. Por aquí no pasaremos. Puedes estar tranquilo.

Porque ¿sabías que el promedio de productos cosméticos en la rutina habitual de una mujer es de entre 12 y 17 al día? ¡Sí! ¿No está nada mal verdad? Pues ahora viene lo más grave, porque esta cifra se traduce en que, cada día, entramos en contacto con más de ¡¡¡120 ingredientes químicos!!!!!
Y en el caso del hombre, atención porque los resultados también son irritantes (literalmente): su promedio está entre 6 y 8 productos al día, lo que equivale a la exposición a unos 80 ingredientes químicos. Y lo peor viene ahora: los ingredientes que contactan con nuestro organismo a través de la piel son muchos de los componentes químicos que se relacionan con distintas patologías de gravedad. Su efecto acumulativo en nuestra piel es imposible de controlar.
¿Cueces o enriqueces?
¡Nosotros enriquecemos!
Nuestras fórmulas llevan todos los ingredientes que la piel de los bebés y los niños necesita. No escatimamos en nada. Más bien nos gusta ser generosos porque son pieles sensibles y delicadas que no sólo requieren de más mimos. Piden a gritos más hidratación y protección, lo que en nuestras fórmulas se traduce en altas dosis de ingredientes activos. Lo notarás en sus texturas (cremosas, ricas y gustosas) y en los resultados de la piel de tu pequeño (superhidratada y supersuave). Y lo mejor, es que tú también podrás utilizar la mayor parte de productos Skinlove. Porque lo que es bueno para nuestros hijos también lo es para nosotros.